Tenemos la oportunidad de decir lo que pensamos de la forma en que vivimos y viven los que nos rodean... SIN TABUES!y sobre todo demostrar que SI podemos vivir y aprender sobre las experiencias de los demas!!!

viernes, enero 04, 2008

El Odio contra El Amor...



Hubo una vez en la historia del mundo ALGO que lei en un e mail buenisiiiimo, me provoco buscarlo y copiarlo; digno de compartir!


Un día en el que el ODIO, que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes convocó a una reunión urgente con todos los sentimientos negros del mundo y deseos más perversos del corazón humano. Llegaron a esta reunión con gran curiosidad de saber cual era el propósito...


Cuando estuvieron todos, habló el odio y dijo: “Los he reunido aquí, a todos ustedes, porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien...” Los asistentes no se extrañaron mucho, pues era el odio quien estaba hablando y el siempre quiere matar a alguien.


Sin embargo todos se preguntaban entre sí quien sería tan difícil de matar porque el odio los necesitaría a todos... “quiero que maten al AMOR...” dijo el ODIO, muchos sonrieron malévolamente pues mas de uno le tenía ganas... El primer voluntario fue el MAL CARÁCTER quien dijo: “Yo iré y les aseguro que en un año el AMOR estará muerto, provocaré tal discordia y rabia que el AMOR no lo soportará.”


Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el reporte del MAL CARÁCTER quedaron muy decepcionados... “lo siento, lo intenté todo, pero cada vez que yo sembraba una discordia, el AMOR la superaba y salía adelante...” Fue entonces cuando muy diligente sé paró la AMBICION que haciendo alarde de su poder dijo: “En vista que EL MAL CARÁCTER fracasó, iré yo, desviaré la atención del AMOR hacia la riqueza y el poder, eso nunca lo ignorará...”


Y empezó la ambición el ataque hacia su victima, quien en efecto dio cabida a la ambición de riquezas y poder, pero el AMOR luchó y salió adelante y renunció a todo deseo desbordado y triunfó de nuevo...


Furioso el ODIO por el fracaso de la AMBICION envió a los CELOS quienes burlones y perversos intentaban toda clase de artimañas y situaciones para despistar al amor para lastimarlo con dudas y sospechas infundadas, pero el AMOR confundido lloró y pensó que no quería morir, así que con valentía y fortaleza se impulsó sobre ellos y los venció...


Año tras año el ODIO envió a sus más hirientes amigos. Envió a la FRIALDAD, EGOISMO, INDIFERENCIA, POBREZA, ENFERMEDAD, y a muchos otros mas que fracasaron siempre porque cuando el AMOR se sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerzas y todo lo superaba... El ODIO convencido de que el amor era invencible les dijo: “Nada que hacer el AMOR lo ha soportado todo llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos.”


De pronto de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido, vestía de negro y con un sombrero gigante que cubría todo su rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte... “Yo mataré al AMOR, lo mataré” dijo con seguridad, y todos se preguntaban quien era ese que pretendía hacer solo lo que ninguno había podido hacer... el ODIO dijo ve y hazlo...


Tan solo había pasado algún tiempo cuando el odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para decirles que después de mucho esperar, por fin el AMOR había muerto todos estaban felices, pero sorprendidos, entonces el sentimiento del sombrero negro habló: “Ahí les entrego al AMOR totalmente muerto y destrozado” y sin decir mas se marcho.


Espera dijo el ODIO –en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste, y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿Quién eres?- El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo: soy “LA RUTINA”...

domingo, diciembre 30, 2007

Sin titulo...


Hoy me puse a pensar la importancia que no le damos a la vida, cuando ésta sin querer nos quita cosas, pensamos que es injusta y olvidamos que sin ella no seríamos quienes somos. Todos estamos llenos de momentos felices y nos sentimos morir cuando algo se termina.


La felicidad llega en cualquier momento, todo en el mundo se termina, hasta lo más hermoso, hasta lo más molesto y doloroso.


Acá nosotros pensamos que estar solos es el fin de la vida y no nos damos cuenta que a veces la soledad nos ayuda a encontrar respuestas que no estaban…


El amor tiene un millón de vueltas, a veces nos sorprende y nos da felicidad y a veces se transforma en lo peor que hay.


Pensando todo esto , crecí un poquito mas, aprendí a sonreír y a ver la realidad tal cual como es, pero por sobre todo pude darme cuenta que no sirve el ORGULLO cuando existe la AMISTAD, que no sirve LLORAR cuando un amor se va, que no vale la pena aprender a CALLAR y que no existen FRONTERAS cuando nos sentimos vivos.

Una mentira que te haga feliz... (Como dice Arjona)


La sinceridad no es algo que debemos esperar de los demás, es un valor que debemos vivir para tener amigos, para ser dignos de confianza…

Para ser sinceros debemos procurar decir siempre la verdad, esto parece muy sencillo, pero muchas veces cuesta más de lo que se cree. Se utilizan las ‘’mentiras piadosas’’ para ocultar cualquier cosa que para nosotros es una tontería, pero que en realidad a la persona que mientes haces daño, y esta pequeña mentira que en un principio nos es nada se va haciendo más y más grande hasta que la verdad se acaba sabiendo y sorprendiendo a quien mientes.

La sinceridad no sólo se ve en las palabras, sino que también se demuestra por medio de nuestras actitudes.

Cuando se aparenta lo que no somos (en la edad, trabajo, amistad…) se tiende a aparentar lo que no se es (más joven, inteligente, educados…) Si se descubre la gran mentira que nos han hecho creer se nos viene a la memoria el refrán: ‘’Dime de que presumes… y te diré de que careces’’ y entonces se produce una gran desilusión ya que se pierden las esperanzas de lo que la persona no es en realidad.

También indicar que ‘’decir’’ siempre la verdad con palabras es una parte de la sinceridad, pero también hay que ‘’actuar’’ acorde con la verdad.

Para ser sincero se necesita tener mucho ‘’tacto’’ y esto significa que cuando debemos decirle a una persona la verdad de lo que pensamos y esta verdad la incomoda debemos utilizar las palabras, las expresiones correctas ya que el primer propósito es ‘’ayudar’’ a esa persona, y esto es necesario para que la persona escuché y vea que lo que se la dice va con buenas intenciones y sin ánimo de ofenderla.

La sinceridad también requiere valor ya que a la hora de decir la verdad a un amigo o a una amiga por ejemplo, el no decir la verdad no se puede justificar con no decirlo con el perder una buena amistad o por el concepto que se tiene de la persona.

La persona sincera siempre dice la verdad, en todo momento, aunque le cueste, sin temor al qué dirán. Ya que vernos sorprendidos mientras mentimos es más vergonzoso aún.

Al ser sinceros aseguramos nuestras amistades, somos más honestos con los demás y a la vez con nosotros mismos, convirtiéndonos en personas dignas de confianza por la autenticidad que hay en nuestra forma de comportarnos y nuestras palabras.

A medida que nos vamos haciendo más mayores, la sinceridad debe ir en aumento y debe convertirse en un elemento básico para vivir nuestra vida con auténtica plenitud y sinceridad.
La sinceridad es la virtud de la franqueza, es el amor y el respeto por lo veraz. La persona sincera actúa siempre de buena fe y mantiene una coherencia entre sus palabras y sus actos. Es contrario a la mentira, a la duplicidad y a la hipocresía. Hay ocasiones en las que no nos gusta lo que oímos del amigo sincero, pero si tienes la suerte de contar con una amistad así, cuídala, es una joya. Aunque a veces se equivoque, nos haga daño y parezca injusto, porque, obviamente, la sinceridad excluye la mentira no el error.
Decir la verdad no significa que haya que decirlo todo. Hay que decir lo que se piensa pensando lo que se dice. La sinceridad no es salvajismo cruel que espeta la verdad, ni exhibicionismo impúdico, ni imprudencia. Todos tenemos derecho a callar, conviene no olvidar que uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios. Hay ocasiones en las que se debe callar la verdad, así es cuando ésta lo único que puede acarrear es dolor y sufrimiento injusto o inútil a otra persona. Incluso pueden darse situaciones en las que uno no sólo tenga que callar y ocultar la verdad, sino mentir. A veces la mentira es el mal menor que hay que elegir. La sinceridad, la fidelidad a lo verdadero no es un absoluto. Ninguna virtud es absoluta, sólo el amor. Por eso, ser fiel a lo verdadero no puede disculparnos de ser infiel a la compasión y al amor.
Sé que me ganaré algunas críticas , pero hablando de sinceridad cómo no ser sincero: "Creo en las mentiras piadosas y decir la verdad no es un absoluto". A veces es más moral mentir que decir la verdad. Pero hay culposos que prefieren la tranquilidad de su conciencia antes que evitar el sufrimiento del prójimo. Hay personas tan amantes de la verdad que tienen seco el corazón, son fanáticos de la verdad y no la supeditan ni a la compasión ni a la caridad

La cinta al revès...


Muchas veces al escuchar un casette viene a nuestra mente la idea de comprobar si en realidad contiene algún mensaje oculto en la parte opuesta y empezamos a buscar la forma de hacerlo, sin pensar que la cinta llegó a tus manos de tal forma que sólo pudieras escuchar la música.

Quizá esto pareciera no tener importancia, pero me atrevo a compararlo con la forma en que el humano mira al humano.

Cuando conocemos a alguien generalmente nos muestra su lado positivo y todas las virtudes que tiene para compartir con nosotros, sin embargo, nuestro corazón desconfiado empieza a buscar cualquier defecto, cualquier error que le sirva como pretexto para alejar a quien puede llegar a ser un gran amigo, y entonces juzgamos sin conocer, acorazamos nuestra alma y cerramos nuestros sentidos a la posibilidad de percibir las cosas lindas de la vida y sobre todo a vivir ese estado mental, espiritual y religioso que es la felicidad.

Nuestros ojos se cierran a la claridad y todo se vuelve oscuro, no encontramos en nada el soporte que aligere nuestro andar por la vida y perdemos la fe, y todo por querer encontrar lo malo, lo imperfecto donde quizá esas palabras nunca se han pensado.

Por eso hay que hacer caso a una frase muy acertada: "El que busca encuentra", por que puede suceder que en tu afán de escuchar la cinta al revés tanto en el casette como en las personas que te rodean encuentres solo desdicha y desamor a tu paso.

Y si te preocupa caer ante un mentiroso, deja ya de hacerlo, las personas que tienen el alma oscura dejan ver sus sentimientos tarde o temprano, solo deja que sea el tiempo quien te ayude a ver mejor y no temas a resultar lastimado pues así como existe la cinta al revés, existe la parte original, la pura que siempre estará contigo para curar tus heridas.

"Reglas para ser humano"


Recibirás un cuerpo...

Puede gustarte o no, pero será tuyo durante todo el tiempo que estés aquí.

Aprenderás “Lecciones”.

Estás inscrito en una escuela informal de tiempo completo llamada vida. En esta escuela cada día tendrás la oportunidad de aprender clases. Es posible que las lecciones te gusten o que te parezcan irrelevantes y tontas.

No hay errores, sólo “Lecciones”.

El crecimiento es un proceso de prueba y error: “Es una experimentación”. Los experimentos fallidos forman parte del proceso en igual medida que el experimento que funciona bien.

Las “Lecciones” no tienen FIN

No hay nada en la vida que no contenga sus “Lecciones”, si estás vivo, siempre tendrás algo que aprender.

“Allí” no es mejor que “Aquí”.

Cuando tu “Allí” se convierta en un “Aquí”, simplemente tendrás otro “Allí” que de nuevo te parecerá mejor.

Los otros no son más que espejos.

No puedes amar u odiar algo en otra persona a menos que refleje algo que amas u odias en ti mismo.

Lo que haces de tu vida, depende de “Ti”:

Tienes todas las herramientas y los recursos que necesitas, lo que hagas con ellos depende de “Ti”.

Tus respuestas están dentro de Ti.

Las respuestas a las interrogantes de la vida están en tu interior.Todo lo que debes hacer es mirar, escuchar y confiar.

OLVIDARÁS TODO ESTO…

…PERO SIEMPRE QUE QUIERAS, PODRÁS RECORDARLO…

sábado, diciembre 15, 2007

Hipersensibilidad de fin de año…

Y nos llego el momento de Vulnerabilidad. Casi siempre, La mayoría de nosotros tiene vacaciones, muchos visitan y son visitados, tenemos recuerdos de lo vivido, de lo logrado y de lo perdido; incluso un clima frío. Todo ello se entrelaza y nos deja hipersensibles ante cualquier menoscabo a nuestra integridad humana. Por lo mismo, necesitamos fortalecernos con actividades que rompan el círculo de los vanos recuerdos y atesorar los mejores momentos, que por cierto, a veces, también los hay. La felicidad, a final de cuentas, siendo un sendero y no una meta de Vida, solo será creada e interpretada por nosotros mismos. Incluso hay algunos individuos raros, como yo, que se deleitan en circunstancias adversas. Nunca dije masoquismo… el Deleite se halla en el cúmulo de inspiración que logras desarrollar ý que te impulsa a crear y seguir aportando; y como dije en otra oportunidad ¡Te impulsa a seguir apostando por la Vida!

Precisamente por ser fiestas de amor, cada cual recuerda a los que estuvieron y ya no están. Las discusiones y los rencores vienen en proporción a las bebidas que hayas ingerido. Bebe poco y trata de disfrutar con los que tienes a tu lado. Disfrutar los momentos no es beberse hasta el agua de los floreros, sino más bien disfrutar con los cinco sentidos del instante (seria un consejo sano). Pero no podemos omitir que nada es más propio de nuestro sentir humano, que ultra meditar sobre el largo/corto trecho recorrido desde enero hasta finales de año… nada es mas propio de nosotros que decir en voz palpable y con una afirmación inusual “El año paso volando” jejeje! Así somos, y si seremos. El punto aquí es uno solo, pocas veces hablo en primera persona, quizás dentro de mi arrogancia natural, existe una humildad insubordinable a la hora de escribir. Yo creo como antes ya lo he dicho, que somos piezas de este juego perfecto llamado VIVIR, pero por esto de la culminación del año, creo que no estoy excepto de pasar por el mismo “post once meses del dos mil siete”; por ende le debo dar un calificativo nuevo a los seres humanos y así, darle también continuidad a aquella publicación tan renombrada (La vida como un juego de Ajedrez), no solo somos estas piezas tan vitales. Somos SUICHES, ujum así mismo. Nos encendemos para con los demás y nos hacemos encender. Tenemos la opción de dar fluidez a sentimientos continuos de terceros que no tienen nada que ver con nosotros ò tienen que ver todo con nosotros. Somos eso… un SUICHE, un INTERRUPTOR para ocasionar o desencadenar emociones en situaciones de tiempo REAL o imaginario. Ser SUICHES no es una opción. Ser SUICHES es una virtud. Es por ende que debo personalizar este POST, ya que un suichecito de estos, interrumpió mi año. Interrumpió mi final de año. Interrumpió mi vida. Interrumpió mi destino. Solo esta en nosotros el poder de decidir y saber que hacer con esta posibilidad de darle CLICK a estas personitas que se nos atraviesan de manera sobre deseada por nosotros mismos…

lunes, noviembre 19, 2007

Muere lentamente...


Hace un tiempo escribi algo sobre algo q lei,no se si llamarlo poema pero bueh es medio bobo pero AKI TAAA la fuente


Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.


Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.


Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.


Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.


Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.


Muere lentamente quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.


Muere lentamente quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de su asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo se sabe.


Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad...
by Pablo Neruda

domingo, setiembre 09, 2007

"Lo más constante en nuestra vida, los cambios..."

A veces pienso… ¡¿xq la gente llega tipo Azar y con la misma gracia desaparece..?! Como somos de vulnerables a muchísimos cambios que no controlamos… Y pues una persona entra en nuestra vida porque está destinada a entrar, lo mismo que cuando una persona sale de nuestra vida, es porque tiene que salir. Una de las experiencias más dolorosas es cuando alguien que amamos sale de nuestra vida. Otra experiencia dolorosa es cuando nuestro amor no es correspondido. Pero debemos darnos cuenta de que la existencia del amor no depende ni de la presencia física ni de los sentimientos de la otra persona. No amamos a alguien porque esté cerca o porque nos ame también a nosotros. Entonces, ¿por qué su ausencia o falta de amor habría de impedirnos amar y experimentar la alegría de amar? La alegría de amar no tiene nada que ver con el dolor de la separación. Si sentimos el dolor de la separación, es porque confundimos necesidad y amor. No sufrimos porque amamos; sufrimos porque necesitamos. Nuestra mente refuerza esta necesidad, en vez de dejar que experimentemos la alegría de amar. Es tan complejo como lo queramos ver, o tan sencillo como lo queramos aceptar… Las relaciones nunca terminan de verdad. Sólo cambian de forma. Cuando una persona sale de nuestra vida, la relación no “termina”. Sólo cambia de “pareja” a “no pareja”, o de “amigo íntimo” a “no amigo íntimo”. Siempre tenemos alguna relación con todos los que nos rodean. No “perdemos” a las personas; siempre están allí, existiendo. Lo que nos causa sufrimiento es el deseo de nuestra mente de tener una clase o una forma específica de relación. A nuestra mente no le gustan los cambios. Esto se aplica incluso a la muerte; queremos que la persona esté “viva”, es decir, que tenga un determinado estado de ser y una clase de relación particular con nosotros. Quizá nos ayudaría el saber que incluso en la muerte seguimos relacionados con esa persona, si no a través de almas y espíritus, entonces con nuestros recuerdos y el amor que compartimos.

Mi reflejo...

“Creo que todos los sucesos y las relaciones en nuestra vida son lecciones diseñadas para ayudarnos a evolucionar de la forma que creamos apropiada. Por ende, cada vez que nos enfrentamos a un trauma, un reto o incluso al éxito, en vez de permitir que la mente nos culpe, o culpe a los demás o hasta al universo, me pregunto: ¿Qué lección podemos sacar de esto?”. También creo que todas las experiencias de la vida son lecciones y que la mayor lección es liberarnos, dejar los apegos y, de este modo, comprender la esencia de la ilusión y la impermanencia de la vida. Por ejemplo, si nos preocupamos excesivamente por el dinero, especialmente si lo consideramos como el factor determinante del trabajo, entonces podemos experimentar pérdidas y fracasos económicos, uno tras otro, hasta que dejemos de aferrarnos al dinero. Si dependemos de las relaciones emocionales con los demás y nos apegamos a ellas, especialmente si las consideramos como parte de nuestra identidad, entonces puede que experimentemos muchas relaciones fracasadas y pérdidas de seres queridos. Estas lecciones se siguen repitiendo hasta que comprendamos la naturaleza de nuestros apegos. Una vez aprendidas las lecciones, los problemas específicos parecen disolverse y nuestra vida automáticamente se tranquilizara… Has pensado al menos una vez en la vida si realmente existe el amor incondicional… ó más específica la pregunta: ¿Qué es el amor incondicional? Amar incondicionalmente es amar sin condiciones, sin expectativas ni demandas. Es fácil amar a una persona perfecta. Pero, ¿qué hay de las personas imperfectas? Una madre por ejemplo puede creer que su hijo retrasado mental es un castigo enviado por fuerzas mayores. Pero a lo mejor ese niño es una bendición. Quizá esté aquí para enseñar a la madre lo que es el verdadero amor incondicional. El amor incondicional significa poder amar a un niño disminuido que no nos puede decir palabras dulces, que no tiene estatus social ni logros de los que sus padres puedan enorgullecerse… Pero la pregunta de las cien mil lochas es: ¿Cómo se ama a alguien incondicionalmente? El amor incondicional es amar a una persona totalmente, incluidos todos sus aspectos, tanto los “buenos” como los “malos”. No significa amar a la persona a pesar de sus defectos, sino amarla también por esos defectos. Cuando amamos incondicionalmente, somos capaces de observar como esa persona vive su vida, siendo ella misma, sin querer ni necesitar que cambie nada. De hecho, amamos a esa persona sin necesitar que nos pertenezca, independientemente de si la persona nos ama o no, de si está con nosotros o forma parte de nuestra vida… Aquí puede entrar el estrecho paradigma de la fulana “Media Naranja”, wooow existirá este mito urbano tan trillado y rebuscado?!!! O de verdad existirá esa persona que se nos amolde a imagen y semejanza de nuestra personalidad?!!! Yo creo que sip!!! Lo difícil esta en coincidir con las probabilidades a favor para toparnos a lo largo de nuestra vida con esta persona amoldada (por así llamarle)… Pero que sucede si te llega? O mejor aun, que sucede si realmente tienes frente a ti a tu media naranja? Estas preparado para absorberle todos tus deseos? (o mas irónico, creerás que si Existe luego de tenerla cara a cara), ó el caso mas extremo y culpable de este POST… que sucedería si no solo captas la esencia de la media naranja, si no que para agregarle un aditivo extremo a las anécdotas del destino. ES EL REFLEJO NATURAL DE LO QUE TU ERES, ES EL SENTIDO EJEMPLAR DE LO QUE TU HAS SENTIDO COMO SER HUMANO, ES EL REFLEJO DE TUS MAS OSCUROS DESEOS, ES EL REFLEJO INATO DE LO QUE TU MENTE HA CONCEBIDO COMO CORRECTO Y NO TAN CORRECTO, ES EL REFLEJO PERPLEJO DE LO QUE TE CAUSA RISA, ES EL REFLEJO PLENO DE TUS ANHELOS, ES EL REFLEJO SOÑADOR DE TU MAGIA, ES EL REFLEJO DESNUDO DE TUS MENTIRAS, ES EL REFLEJO OPACO DE TUS TRISTEZAS, ES EL REFLEJO PURO Y CASTRO DE LO QUE TU NECESITAS PARA VIVIR Y PARA SER FELIZ…. ¿Cómo saber si queremos esto que realmente hemos deseado? (ó si lo merecemos?!) A menudo decimos: “Sé que la quiero porque no puedo vivir sin ella. Si se fuera, me dolería tanto”. O decimos: “Cuando no estoy con ella, la echo tanto de menos. Quiero siempre estar cerca de ella”. Pero esto no parece capturar la esencia del amor, porque el amor no causa dolor. Lo que nos causa dolor, lo que estas citas describen, es la necesidad. La necesidad pide, exige, espera. La necesidad restringe, confina. La necesidad duele. Y la necesidad es cosa de la mente. El amor no requiere determinados comportamientos o sentimientos. El amor no requiere nada. El amor es alegre y liberador, es libertad tanto para los que aman como los que son amados. El amor es cosa del corazón…Por pensamientos tan profundos a lo largo de todos estos años comprendí que seguramente en la calle deambula nuestra MITADCITA (esta palabra es propia mía =), solo esperando que empleemos la fuerza necesaria para atraerla a nuestra vida, a nuestra rutina, a nuestro mundo y solo así, como por arte de magia… incrustarla en nuestro día a día, con una bandera enorme en el rostro que nos dirá cada mañana SOY TU REFLEJO… simplemente eso… solamente eso… suficientemente eso…!!! Al fin eso…!!!

sábado, setiembre 08, 2007

Mejor amiga... peor enemiga... ¡Nuestra mente!

He leido que en la cultura occidental, la palabra “sufrimiento” suele asociarse con sucesos vitales traumáticos, dolor y tristeza. Las culturas orientales, en cambio, debido a la influencia del hinduismo y del budismo, a menudo consideran el sufrimiento como una parte básica de la vida (ósea, algo como esta frase LA VIDA ES SUFRIMIENTO). El sufrimiento, por supuesto, refiere a emociones como tristeza y dolor, pero también a cualquier estado emocional asociado con la infelicidad. Podría tratar de definir o acercarme a una mediana definición “sufrimiento” por lo que he visto…: Cualquier emoción que NO sea felicidad, amor y alegría. (Como por ejemplo: ira, celos, tristeza, miedo, dolor, ansiedad, amargura, pena, venganza, odio, desprecio, soledad, etc.)Cualquier estado que NO sea de paz, contento y armonía. (Como: violencia, necesidad, confusión, nerviosismo, ansiedad, retraimiento, negación, carencia, devastación, preocupación, depresión, etc.)Cualquier acción que NO sea de gentileza, tolerancia y compasión. (mmm como: controlar, enjuiciar, criticar, insultar, atacar, abusar, quejarse, acosar, empequeñecer, etc.)
Con esta definición de sufrimiento, podemos dejar claro que la mayoría de nosotros sufrimos en cierta medida. Si hemos de resolver este problema tan expandido, debemos primero preguntarnos cuál es la causa de nuestro sufrimiento. Éstas podrían ser algunas de las razones que muchos alegamos. Soy infeliz porque...*No consigo lo que realmente quiero o necesito.*Alguien me hizo daño.*Alguien no hizo algo que tenía que haber hecho para mí.*Las cosas no suceden del modo que yo quiero.*Tengo constantemente miedo de perder a alguien, o algo.*Fracaso en todo lo que me propongo.*La vida no tiene sentido.

Todas estas situaciones parecen causas razonables para ser infeliz. ¡Pero hay personas que son felices incluso estando en muchas de estas situaciones! ¿Cuál es la diferencia entre ellas y nosotros? La respuesta: ¡la condición de la mente! Mientras una mente está quieta, en silencio, la otra pasa el tiempo hablando y, normalmente, quejándose. Pero... ¿no se te ha ocurrido nunca que a lo mejor tú NO eres tu mente? Cuando quieres estar en paz y silencio, esa mente, ¿deja de hablar y producir ruido? ¿A que tu mente no suele hacer caso a tus deseos?
La próxima vez que tengas algún pensamiento similar a los de arriba, intenta separarte de tu mente y dile: “estate quieta”. Con un poquito de suerte, obedecerá y se volverá quieta o cambiará de tema. Si al principio obedece, observa cuánto tarda en volver al tema anterior. Parece que muchos de nosotros no tenemos la mente completamente bajo nuestro control.Nuestra mente sólo es una de las muchas partes que componen el ser humano, como el corazón, los ojos y la nariz. Esta mente no puede considerarse como el YO total. No somos nuestra mente y nuestra mente no es nosotros. Por consiguiente, nosotros no “somos” las reacciones o deducciones de nuestra mente que provocan los estados emocionales de tristeza, dolor o ira.

viernes, setiembre 07, 2007

Quizas lo sere... Quizas lo soy... Quizas lo fui...!

Los seres humanos somos seres naturalmente infieles. Nos gusta lo que no tenemos, y la capacidad de pensar nos hace más propensos a querer más y mejores cosas. Hablo de todos los seres humanos. Muchos somos infieles, en la acción, otros con el pensamiento, pero todos fantaseamos con estar con otras personas. Y es allí donde pregunto yo? Que tan sinceros somos con nosotros mismos?. No quiero decir con esto que salgamos a la calle a ser infieles todos, pero si que aceptemos que en realidad tenemos deseos de estar con otras personas que no son precisamente la que tenemos al lado. Queremos más. Queremos lo que no tenemos. Muchos quisiéramos enamorarnos todos los días, otros tienen el amor de su vida a su lado (Quizá la única solución para derrotar la infidelidad) He llegado a pensar que en el futuro, cada vez menos parejas vivirán juntas o se casaran, sencillamente porque cada día que pasa somos más infieles. La tasa de divorcio crece con los años, Es eso una señal de que : …las personas no están destinadas a estar juntas para siempre? Que pasa cuando todo se vuelve costumbre? Que pasa cuando lo que tenemos al lado es más un amiga o amigo que una amante? A la vez, que hacer, cuando deseamos a otra persona? Que hacer cuando de verdad queremos estar con ella? Nos hacemos de la vista gorda o seguimos lo que para mi es una de las cosas más puras que aún le queda a la raza humana; nuestros sentimientos? A quien le creemos? A las reglas sociales y el "que dirán" o a nuestras ganas de amar y ser amados? Por que es tan malo enamorarse si nos enseñan desde pequeños que amar es bueno. Yo confieso que me sigo enamorando. No puedo evitarlo. Infiel? Creo que todos en algún punto de nuestra vida lo somos. Esta bien o está mal? Realmente no lo sé. Solo sé que no recomiendo ser hipócrita con nuestros sentimientos. Puedes mentirles a todos, menos a ti mismo… Ser egoísta con nuestro “yo” interno, no nos alejara de las tentaciones creadas por nuestro subconsciente inconforme…